Quinta Edad de Vreynem

También llamada edad de la magia.

Como todas las Edades desde la Primera hasta la Novena –con el nacimiento de la Maestría–, muchos hechos se consideran sólo leyendas.

De la traición de Varshan

El dios Iblaquem, en secreto, convenció a Varshan para que se aliara con él, tentándolo con riquezas y un domino incluso mayor que el de su padre, Irosar. Al final, Varshan aceptó, y utilizando su poder sobre los sombras, los corrompió y los usó para causar caos entre el pueblo de los elfos.

Cuando Irosar descubrió el engaño, desterró a Varshan de entre los suyos, quien se aisló junto con su nuevo aliado, Iblaquem.

De la creación de los huargos.

Para contrarrestar el caos que los sombras estaban causando, Irosar pidió ayuda a Iria, que junto con Heineri, creó la raza de los huargos. Estos hombres, con el poder de convertirse en grandes y feroces lobos, frenaron el avance de los sombras y los aislaron en los bosques, restableciendo el equilibrio.

De la Primera Caída de Vreynem 

Aunque la paz se había extendido por Vreynem, Iblaquem volvió con más fuerza, y junto a Varshan, infundió más coraje en los corazones de los sombra, y estalló una guerra que a punto estuvo de acabar con los elfos, puesto que eran el blanco de los sombra. Al final, sólo los huargos junto con la ayuda de los feéricos pudieron frenar por completo el terror de los sombra y traer de nuevo la paz.

Durante el resto del siglo, los pueblos elfos estuvieron reconstruyéndose, y la guerra entre los huargos y los sombras se redujo a conflictos por instinto, puesto que estaban destinados a odiarse para siempre.

Deja un comentario